Sólo espero que no sea demasiado tarde.

“Tenemos prisa. Demasiada. Por eso a veces olvidamos que comer significaba sentarse en la mesa y la sobre mesa es un placer y un sentimiento”.

Olvidamos que trabajar –también– es un placer y que en realidad, no hay ninguna prisa. Solo orden, procesos, visión de futuro, gestión del cambio, planes estratégicos, modelos de negocio, apoyo en los consultores y cosas así.

 

Lo sé. Lo dejé por escrito. Y ya saben. Lo escrito, escrito está.


Lo prometí a dos o tres lectores que pasan por aquí:

“Al terminar un nuevo proyecto, escribiré una detallada y pormenorizada guía con todas esas experiencias. Lo prometo.”

Bien. Pues no pude cumplir. El día a día –también– me absorbió.

Y hoy me encuentro con esta imagen –la portada– medio deprimido por la vuelta al blog y verlo vacío, inundado de notas, historias de los alumnos en clase, apuntes, mapas mentales y recuerdos que me asaltan.


“La vida empieza cuando sales de tu zona de confort”.

No sé de quién es, pero no se me ocurre una mejor declaración para volver a compartir.

 

GO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: